Guía práctica antes de renovar tu seguro

Muchos de nuestros seguros de hogar, coche, vida o salud se renuevan automáticamente antes de finalizar el año. Por este motivo, ahora es un buen momento para revisar las pólizas contratadas y ver si tienes incluidas todas las coberturas que necesitas o si, por el contrario, tienes coberturas de más y estás asumiendo un coste innecesario. Antes de que tus gastos se disparen con las Navidades y la cuesta de enero compara tus pólizas siguiendo esta guía práctica

  • Revisa coberturas

El primer paso es revisar bien las coberturas que contienen las pólizas porque con el paso del tiempo muchas de esas coberturas ya no nos resultan necesarias. Por ejemplo, un caso muy común que ocurre al comprarnos una vivienda, es contratar un seguro de hogar y aseguramos un contenido que a lo largo de los años puede haber modificado en su valor.  Lo que debemos hacer en estos casos, es revisar el capital asegurado si se adecúa al contenido que aseguramos en un principio cuando compramos la vivienda o si debemos ampliarlo.

  • Consulta la fecha de vencimiento

Antes de cambiar tus seguros lo primero que debes hacer es comprobar la fecha de vencimiento de las pólizas. Los seguros de salud suelen vencer a finales de año, pero dependiendo del seguro que te interese cambiar ya sea de hogar, vida o de responsabilidad civil, es obligatorio avisar con un mes de antelación a tu compañía, por lo tanto, hay que revisar que no se te haya pasado el plazo.

Por otro lado, las compañías de seguros están obligadas a avisarte con dos meses de antelación si te suben la prima o cambian alguna de las condiciones de tu seguro. De no cumplirlo, como cliente puedes solicitar la no renovación de tu seguro.

  • Analiza bien, copagos, franquicias…

Antes de contratar un nuevo seguro hay que tener en cuenta ciertas condiciones que hacen que tu seguro sea más barato, como los copagos o las franquicias.  Pero no todo el mundo entiende bien lo que significan estos conceptos. En el caso de los seguros de salud se usa mucho el “copago” para abaratar las primas mensuales.  Un seguro de salud con copagos es una variante que conlleva el pago de una pequeña cantidad de dinero cada vez que se usa un servicio médico, de ahí el nombre copago. En los seguros de vehículos, es habitual para abaratar un seguro a todo riesgo contratarlo con “franquicia” que es simplemente el importe mínimo que abona el asegurado en el caso de un daño o siniestro. Nuestro consejo es analizar bien este tipo de condiciones antes de contratar tu seguro para comprobar si se ajustan bien a tus necesidades.

  • Compara tus pólizas

Lo normal antes de renovar tu seguro es comparar tu póliza en varias compañías. La mejor manera es solicitar un presupuesto a un corredor de seguros, ellos trabajan para varias compañías y suelen hacerte una comparativa de manera gratuita para ver qué seguro se ajusta más a tu presupuesto y necesidades. Los comparadores online están bien para hacerte una primera idea del mercado, pero cuando te decidas a contratar habla siempre con un profesional que sabrá aconsejarte y ponerse en el lugar del asegurado.



Deja un comentario