El seguro de hogar. Claves para hacer un seguro a la medida. (II parte)

Claves para tener un seguro de hogar a tu medida

Ya hemos visto las cuestiones del por qué es importante disponer de un seguro de hogar sea cual sea las situación contractual que tengamos con nuestra vivienda. Ahora vamos a repasar someramente las principales coberturas que nos encontramos en el seguro multirriesgo de hogar, unas son por todos conocidas, otras, no obstante, son menos conocidas y dan una cobertura a los clientes completa más allá de su propio domicilio.

Con la cobertura de continente (paredes, suelos, techos, tuberías…) encontramos las coberturas básicas de incendio, explosión etc… que nos cubre la reconstrucción total o parcial del inmueble, así como los gastos de salvamento, bomberos, etc… Igualmente está la cobertura de daños por agua, ya sea por lluvia (desde una determinada cantidad determinada por L/m2), tuberías propias de la vivienda, etc…. así como los daños estéticos al continente por un siniestro

Dentro de las coberturas de contenido nos encontramos con la más utilizada en circunstancias normales en una vivienda, que es lo Daños por Rotura, en esta cobertura nos reponen o reparan las lunas, cristales, sanitarios, vitrocerámica, encimeras, etc…que se nos rompan por cualquier causa accidental, así como rotura accidental de equipos informáticos (suele ser optativa)

Las de robo y expoliación, en la que se cubre la reposición de los bienes del asegurado robado en el interior de la vivienda, así como atraco fuera del hogar o el hurto a cualquier miembro del núcleo familiar, siempre enmarcados en unas cantidades fijadas por las distintas aseguradoras.

La Responsabilidad Civil, es una cobertura fundamental ya que nos protege de posibles reclamaciones (denuncias) de terceros antes diferentes circunstancias. Existe la R.C. del propietario del inmueble, la R.C. de Inquilino (frente al propietario del Inmueble), la R.C Familiar (cubre a los integrantes del núcleo familiar ante cualquier reclamación en el ámbito de nuestra vida privada), o la R.C. de animales domésticos.

Para finalizar nos encontramos con una serie de coberturas adicionales como es la defensa jurídica, envió de técnicos, envió de “manitas”, reposición de llave por siniestro, desplazamiento de bienes por viajes, etc… algunas vienen incluidas y otras son de libre elección.

Con esto terminamos el repaso básico a las coberturas del multirriesgo de hogar, como se ha podido comprobar, es un seguro necesario para cualquier persona ya sea propietario o inquilino, porque además de asegurar los bienes propios, nos cubre ante casi cualquier eventualidad que nos pueda surgir en nuestro día a día.



Deja una respuesta